HISTORIA DE MASAYA

HISTORIA DE MASAYA

Masaya Nicaragua

– Los primeros pobladores de Masaya eran de origen chorotega provenientes de emigraciones mexicanas, a los que se les dio el nombre de Dirianes por la altura o montañas de la región en que se ubicaron.

En relación al origen del nombre del municipio existen tres versiones:

1) la indica que Masaya o Masayan significa: “Lugar donde hay venados”.

2) la señala que significa “Lugar entre varias aguas o lagunas” y

3) la última versión del cronista Oviedo y Valdés asegura que en idioma chorotega significa “Montaña que arde”, debido al volcán Masaya.

Oviedo y Valdés, quien visitara en 1529 los poblados de Nindirí y Masaya, atestiguó que la laguna estaba rodeada por más de 20 pueblos dirianos, bajo dominio del cacique Tenderí.

Masaya Nicaragua y su histórico barrio Monimbó el cual conserva aún algunas costumbres primitivas en su vida social y política fueron los centros indígenas más importantes de la tribu de los Dirianes, tribus que se caracterizaron por tener pintores de gran imaginación y colorido, creativos artesanos y grandes agricultores. Los españoles, durante la colonia, fundaron en esta fértil zona un pequeño pueblo, elevado en 1819 al rango de “Villa Real de San Fernando de Masaya”.

En 1839, recibe el status de Ciudad de Masaya Nicaragua. La convivencia estrecha entre dos culturas diferentes dio como resultado un pueblo colorido, sonriente, con tradiciones arraigadas y gran laboriosidad.

El departamento de Masaya es el departamento más pequeño de Nicaragua, Localizado a 20 km al sur de Managua con una superficie de 590 kilómetros cuadrados, sin embargo por su densidad poblacional, de 226 hab/kmt2. Lo convierte en el departamento más densamente poblado del país.

Constituido por diez pintorescos municipios que son los siguientes: Catarina, Tisma, Masatepe, Masaya, Nandasmo, Nindirí, Niquinohomo, San Juan de Oriente, Ticuantepe y La Concepción, siendo este último el que cuenta con mayor desarrollo de infraestructura hotelera y restaurantes. Todos gozan de gran belleza escénica, clima benigno, exuberante vegetación y profundas raíces culturales propias del mestizaje, las que se manifiestan a través de su gastronomía y artesanía.

La ciudad de Masaya Nicaragua tiene por cabecera a la ciudad del mismo nombre, ubicada a 28 km al sur de la capital con una población de 162.868 habitantes, ocupa una superficie de 142,6Km2 con una densidad poblacional de 857 habitantes/Km2, conocida como “La Ciudad De Las Flores” y también como “La Capital Del Folclor Nicaragüense” debido a la fuerza, conservación y expresión de las tradiciones y el sincretismo cultural de este pueblo.

La situación de Masaya Nicaragua hace que sea un importante nudo de comunicaciones en el transporte. Tiene una activa industria de manufactura de productos agrícolas, como tabaco (fabricación de puros) y procesamiento de fibras naturales. La producción artesanal es muy importante, se puede decir que es el centro de la artesanía nicaragüense, por eso no es de extrañar que su mercado artesanal sea el mayor del país.

Con un gran componente de cultura precolombina muy fuerte, se trabaja fundamentalmente la madera, el cuero, la cerámica, las piedras y los tejidos. Industrialmente producen también; zapatos, productos de piel, jabón y almidón.

Al llegar a Masaya Nicaragua encontrará un pueblo donde el folclor se vive con gran intensidad, desde danzas folclóricas, gastronomía típica, festividades religiosas y populares carnavales paganos que reviven antiguas tradiciones indígenas. Se entremezclan a lo largo del año y hacen de Masaya un destino inevitable para miles de turistas nacionales y extranjeros. Ejemplo de esto son sus fiestas anuales que se realizan cada 30 de septiembre en honor a su santo patrón San Jerónimo. Es una fiesta muy vistosa por lo actos folclóricos y la cantidad de flores con que se adorna la ciudad.

La ciudad de Masaya Nicaragua ofrece un ambiente muy hospitalario característico de su gente y sobre todo muy seguro y tranquilo. La ciudad cuenta con una variedad de servicios de buena calidad como son salas de internet, hoteles de todo tipo, restaurantes nacionales e internacionales, bares, discotecas, teléfonos públicos, renta car, clínicas privadas, súper mercados y sobre todo en la ciudad puedes encontrar una línea de bancos con conexiones internacionales para facilitar los trámites financieros.

Todos los jueves se celebra en el Mercado de Artesanías una verbena popular bajo el nombre de ¨Vamos a Masaya¨, una muestra de lo mejor de nuestra música y danza, y se ofrece al público una gran cantidad de productos artesanales y manualidades tradicionales, tales como hamacas, vestidos bordados, tapices de mecate, cuero labrado, artesanías de madera, máscaras esculpidas y barro.

Visite también los talleres en el barrio indígena de Monimbó, donde podrá compartir con los artesanos el desarrollo de su trabajo y adquirir algún suvenir en sus puntos de venta locales.

Desde el punto de vista Turístico Masaya Nicaragua ofrece bastantes perspectivas de desarrollo por ejemplo la Laguna de Apoyo, la más grande laguna volcánica del país, con 21 Km.2, de superficie, es adecuada para practicar el buceo. También tenemos la Laguna de Tisma considerada como Refugio de Vida Silvestre por las autoridades nacionales y cualquier aprovechamiento turístico que se lleve a cabo, debe considerar la conservación de estas aves, estimulando entre los visitantes actividades tales como paseos en bote, fotografías de aves y de la naturaleza, pesca con caña.

El Parque Nacional Volcán Masaya: una gran área de piedra volcánica rodea a dos conos que albergan tres cráteres, uno activo y otros dos cubiertos por bosques en su interior en el cual podrá disfrutar de las vistas más atractivas de la región.

Sin lugar a duda, en el Departamento de Masaya Nicaragua el turista nacional y extranjero encuentra numerosos atractivos no solamente de carácter natural, sus artesanías y folklore, sino que también por su fascinante pasado histórico.